Erg Chebbi

Esta maravilla de Marruecos es la puerta de entrada al desierto del Sahara. Una de las dunas de arena más bellas. Es impresionante ver el cambio de color de la arena conforme el sol va elevándose al amanecer o descendiendo al atardecer. Es el viaje de las mil y una noches. Puedes adentrarte en el desierto a lomo de un camello o en los famosos buggies de "el Jordi", un catalán asentado en Merzouga desde hace muchos años que alquila estos vehículos. Yo, como diversión y disfrute más allá de la fotografía, no dejaría escapar la ocasión de subir y bajar las dunas a toda velocidad con estos coches. Pero, para fotografiar el amanecer y/o el atardecer, me inclino por los camellos o por ir a pie. Desde muchos de los hoteles que hay alrededor de Erg Chebbi puedes en poco más de 10 minutos encontrarte completamente rodeado de dunas y arena. Es más, muchas de estos hoteles, kasbah, están incluso metidos entre las dunas. Hoteles como el Dunes D'or o el maravilloso Tombouctou son algunos ejemplos.

Y, por supuesto, la noche. Imagina un cielo completamente limpio de contaminación, incluida la lumínica, habitualmente tan odiada en fotografía nocturna. Pues en este pequeño desierto, tendrás la oportunidad de lograrlo. 

 

Erg Chebbi: 31.127970, -4.012607 (Zona de Kasbah Hotel Tombouctou - Merzouga)