Islandia 2.0 - Seven days in Paradise - Keflavik

12-Jul-2017

Todo lo bueno se acaba y en este último día, lo que toca es atravesar de Este a Oeste toda la isla hasta llegar al Aeropuerto Internacional de Keflavik. Eso sí, haciendo algún que otro desvío para ver sonas que habíamos dejado en el tintero. Uno de ellos, Bruarfoss, ineludible localización a la que recomiendo encarecidamente acercarse.

 

17 de marzo de 2017

7:30 AM. Al final, esta última mañana no nos levantamos a hacer el amanecer. Había aparecido el día con lluvia y, entre el cansancio de la noche anterior y el largo viaje que nos esperaba, decidimos descansar un poco más y recuperar fuerzas. Así que, tras un buen desayuno, preparar las maletas y cargarlas en el coche, decidimos salir con el tiempo suficiente para conseguir llegar a esos lugares que habíamos ido dejando "para la vuelta", en especial Bruarfoss, hasta donde, para llegar, debíamos desviarnos unos cuantos kilómetros de la Ring Road, aproximadamente 60 kilómetros desde Selfoss hasta este precioso río de aguas azules.

 

 Video cortesia de Rodrigo Núñez Buj

 

01:00 PM. Nada, no avanzábamos nada. Cada dos por tres estábamos parando. Que si "¡¡he visto un reno!!, "¡hostia, qué cascadica más chula! ¿Paramos?", "¡tengo hambre!", "¿falta mucho?.... El caso es que habíamos previsto llegar a Selfoss sobre la hora de comer para, luego, desviarnos por la carretera 35 y, posteriormente por la 37, para llegar a Bruarfoss. La una de la tarde y todavía no habíamos llegado a Vik. El tiempo se nos había echado encima: Lomagnupur, una cascada que a Unai le había parecido interesante, breve parada en Jokulsarlon para llenar una botella con arena negra, otro reno.... El caso es que incluso llegó el momento que dudamos si sería buena idea llegar a Bruarfoss. Realmente, no teníamos hora de entrada en el hotel de Keflavik, es decir, podíamos llegar bien entrada la noche sin problemas, pero tampoco queríamos apurar tanto. Luego en la comida lo dilucidaríamos definitivamente. Con el estómago lleno se piensa mejor.

 

03:00 PM. Hora de comer. Definitivamente, teníamos que comer sí o sí. Ahora ya no eran renos, lo que queríamos era caballos, así que, aprovechamos otra paradita que quisieron hacer Unai y Rodrigo para "afotar" unos caballos de una granja junto a la carretera, para comer. Justo al lado también había un restaurante que tenía muy buena pinta, así que aprovechamos. Casualmente, había también un grupo de españoles recién llegados a la isla con los que entablamos una amena conversación. Les dimos también alguna recomendación que, obviamente, agradecieron.

 

04:30 PM. Por fin llegábamos al desvío de Selfoss. De aquí a Bruarfoss, unos 60 kilómetros. Atardecía a las siete y veinte de la tarde, así que íbamos bien de tiempo. Desde donde se deja el coche hasta el puente de Bruarfoss, hay escasamente 15 minutos, 20 a lo sumo. El coche, por cierto, se puede dejar en una zona que hay próxima, justo dentro de una especie de urbanización de unifamiliares. Más o menos desde aquí, está indicado el par de caminos que tienes que tomar para llegar.

 

06:00 PM. Cuando llegas a Bruarfoss por primera vez, sigues pensando que ese azul que aparece en las fotos no será tan azul, que la gente en sus procesados enfatizará el azul. Nada más alejado de la realidad. Es tal cual. El contraste entre lo negro de las rocas y el azul tan marcado te llama la atención poderosamente. No sé si habréis estado en Urederra, en Navarra. Pues pasa un poco igual con las pozas de agua de allí, no crees que son tan azules hasta que las ves con tus propios ojos (por cierto, recomendadísimo un paseo por el Nacedero del Urederra, en Urbasa).

 

 

 

No hay mucho que explicar aquí. Hay un puente de madera, pese a lo cual, es bastante estable, pese a la gran cantidad de gente que suele haber allí. Los encuadres, los más típicos. Desde el centro del propio puente, tanto en horizontal como en vertical. También bajo el puente a ambos lados. No la hice, pero a posteriori he visto alguna desde el lado izquierdo caminando hacia adelante como unos 50 metros. Se pierde el gran remolino azul y blanco que se forma bajo el puente, pero gana presencia la cascada. No sé, una vez que estéis allí, investigad. Tampoco está de mas, giraos 180º y pillar la zona por donde continúa el río su curso.

 

08:30 PM. Aquí estábamos los cuatro sabiendo que nuestro periplo fotográfico en Islandia había llegado a su fin. En Keflavik habíamos marcado un par de localizaciones (la iglesia negra de Hvalsneskirkja y el faro de Gardur) pero las previsiones eran bastante malas. Y, por lo visto, se estaban cumpliendo, ya que daban fuertes nevadas.

 

11:00 PM. Llegamos a nuestro hotel, Ben and Breakfast Keflavik Airport. A escasos 4 kilómetros del aeropuerto y también muy cerca de donde debíamos dejar el coche la mañana siguiente. Efectivamente, nevaba copiosamente, así que decidimos cenar en las habitaciones y preparar todo para el día siguiente. Maletas, equipos, ropa...

 

18 de marzo de 2017

06:30 AM. Desayunamos en el propio hotel, que tenía el deseyuno incluido. Bueno y contundente. El hotel también es recomendable por comodidad y, en especial, cercanía al aeropuerto.

Después de desayunar, hicimos nuestro último "tetris" con las maletas en el Land Cruisser antes de devolverlo. Cuando lo devuelves, los de la propia agencia de alquiler te acercan hasta el aeropuerto.

 

10:40 AM. Y ahí estábamos los cuatro sentados en nuestros asientos del avión. Incoscientemente, haces un rápido repaso a todo el viaje. Siete días vertiginosos, pasando frío, cansados de andar cargados con los equipos, con muy pocas horas de sueño.... Y, sin embargo, ¿qué tiene este país que, a pesar de ello, ya estás deseando el volver allí antes de salir? Islandia es diferente. Tiene un duende que se instala en ti desde el primer momento.

 

Y, por último, agradecer a mis compis Fernando, Rodrigo y Unai su compañía en este viaje. Las risas que hemos echado, los buenos momentos vividos. Me quedo con sus caras cuando, después de taladrarles con la belleza de los sitios, ellos mismos lo descubrían.

 

Así que, ya sabéis chicos. 2018 está a la vuelta de la esquina, ¡¡¡igual que Lofoten!!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Search By Tags
Please reload